×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Imagen Clínica

ReDIB ofrece servicios enfocados a la imagen clínica en su nodo de CNIC. La Infraestructura de Imagen Traslacional Avanzada (TRIMA) dispone de un equipo de PET-MRI, una plataforma Brilliance iCT para uso humano y un ecocardiógrafo Vivid E9 con adquisición de imagen cardiaca en 4D.

 Ingenuity Time of Flight PET/MRI 3 Tesla Dual Quasar 32 channel system

Tiene la posibilidad de campos de adquisición (FOV) de hasta 50 cm con la más avanzada tecnología en todos sus componentes: imán, gradientes y pulsos de radiofrecuencia. Tecnología multitransmisor, con la plataforma de transmisión de radiofrecuencia en paralelo. Emplea múltiples fuentes independientes de radiofrecuencia que pueden ser optimizadas de modo individual (potencia, amplitud, fase y forma de onda) para generar una distribución uniforme de la radiofrecuencia (uniformidad de señal y consistencia entre pacientes). Posee una antena cardiaca con 32 elementos/32 canales de recepción con una anchura de banda de 3 MHz por canal.

Tiene capacidad de adquisición de imagen cardiaca en 4D (tridimensional en tiempo real), con las capacidades añadidas de la más alta tecnología en imagen bidimensional. La tecnología 4D incluye un aumento del tamaño de volumen adquirido, logrando la adquisición de todo el corazón en un único latido.
Las aplicaciones/modos disponibles incluyen: bidimensional tisular-2D, tridimensional en tiempo real-4D, 2D doppler color, 4D doppler color, modo M-color, modo M de velocidad tisular, modo M-anatómico, modo M tisular, doppler de onda continua, doppler de onda pulsada, velocidad de imagen tisular, tracking tisular, imagen de deformación tisular-strain, modo AFI-imagen de función automática, Biplano, Triplano, Volumen total 4D, imagen de strain 4D.

La plataforma Brilliance iCT para uso humano se basa en una sofisticada combinación de alta calidad de imagen, rápida adquisición y reconstrucción y gran cobertura; todo ello administrando dosis muy bajas de radiación al paciente. Los protocolos de adquisición específicos para cada paciente son capaces de adaptarse a sus características desarrollando una correcta balanza entre calidad de imagen y radiación, incluidas las situaciones de alto índice de masa corporal y altas frecuencias cardiacas.